martes, 14 de julio de 2009

OTROS MUNDOS: RECUERDOS DE LA VEDETTE


Dicen que hace años uno de sus admiradores rompió los cristales de un teatro para robarse una foto donde ella lucía deslumbrante en su mejor época. El protagonista de este arrebato de idolatría tuvo que cumplir una sentencia en la cárcel y en la celda colocó la imagen de la vedette como la de una santa glamorosa. Durante décadas Rosita Fornés fue en Cuba la estrella más mimada y televisada (y también cuestionada). En la foto, un ángulo del estudio de su casa en el reparto Siboney, al oeste de La Habana.

ecoestadistica.com