jueves, 9 de julio de 2009

BOOP BOOP A DOOP¡


Por: Lázaro Sarmiento

Entre los personajes inolvidables de mi infancia figura Betty Boop. La afirmación parece una frivolidad. Pero yo era un fans de esta mujercita objeto sexual que en la década de los sesenta seguía reinando en la televisión. Los dibujos animados de Betty Boop eran producidos por Max Fleischer, un nombre que al recordarlo ahora me resulta casi familiar pues los cartones con su crédito se reiteraban frecuentemente en la pequeña pantalla en blanco y negro de la época.


Betty Boop nació en 1930, mucho antes de otras reinas de la sensualidad. Su creador, Grim Natwick, se inspiró en la figura de Helen Kane, cantante y actriz estadounidense contratada por la Paramount Pictures. La estrella demandó al estudio Fleischer en 1934 alegando que le habían copiado la apariencia, la forma de bailar y cantar y el eslogan. La pobre Helen Kane perdió la pelea y Betty siguió diciendo hasta nuestros días … Boop Boop a Doop¡





ecoestadistica.com