domingo, 5 de julio de 2009

HONDURAS, NO SE POR QUÉ PIENSAS TU, SOLDADO, QUE TE ODIO YO.

Por: Lázaro Sarmiento
Desde el avión que lo acercaba a su país hace unos minutos, el presidente Zelaya le expresaba a los militares hondureños que ellos eran también pueblo, que tenían familias, que no reprimieran al pueblo. Pero los generales que han secuestrado el poder en la patria de Morazán prefieren servir a las élites que acaparan las riquezas en una de las naciones más pobres de América. En estos momentos Telesur transmite imágenes de la represión del ejército contra la multitud congregada en el aeropuerto de Tegucigalpa para recibir al presidente Zelaya. Las televisoras aliadas a los golpistas ponen en antena una programación frívola, mientras las ambulancias de la Cruz Roja trasladan del perímetro del aeropuerto los primeros heridos a causa de los disparos de tropas militares desde la terminal aérea.
NO SE POR QUE PIENSAS TU ( Texto de Nicolás Guillén, poeta cubano, perteneciente al libro Cantos para soldados y sones para turistas, publicado en 1937.)
No sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo,
si somos la misma cosa
yo,
tú.
Tú eres pobre, lo soy yo;
soy de abajo, lo eres tú;
¿de dónde has sacado tú,
soldado, que te odio yo?
Me duele que a veces tú
te olvide de quien soy yo:
caramba, si yo soy tú,
lo mismo que tú eres yo.
Pero no por eso yo
he de malquererte, tú;
si somos la misma cosa,
yo,
tú,
no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo.
Ya nos veremos yo y tú,
juntos en la misma calle,
hombro con hombro, tú y yo,
sin odios ni yo ni tú,
pero sabiendo tú y yo,
a dónde vamos yo y tú…
¡No sé por qué piensas tú,
Soldado, que te odio yo¡

ecoestadistica.com