domingo, 28 de noviembre de 2010

UNA ENTREVISTA “FUERA DE SERIE”.

Por: Lázaro Sarmiento

En una sola noche , oyentes desesperados reportaron la pérdida de seis perros, dos cotorras, una tortuga bebé, un guacamayo y una oca domesticada , además de un buen número de carteras, carnets de identidad y otros documentos y objetos, incluidos un anillo de compromiso de seis brillantes y un neceser con una colección de pelucas, dejada por una modelo de cabaret en el asiento de un auto de alquiler. Ocurrió en la sección ¿Encontró Ud. algo? ¿Perdió Ud. algo? del noticiero nocturno de la emisora COCO de La Habana. Era el año 1990.

Josefa Bracero, en esa época vicepresidenta del Instituto Cubano de Radio y Televisión, ICRT, me había citado para el programa Contacto de la televisión porque Fuera de serie, un espacio que yo realizaba en la COCO, había sido premiado en México por la Asociación de Radiodifusores de América Latina, ULCRA, como Mejor Programa Científico Tecnológico. La Bracero invitó igualmente a Joaquín Cuartas, el patriarca de la radionovela cubana de las últimas décadas, y Abelardo Rodríguez, director de La Novela de las 2, un espacio estelar de Radio Progreso.

Por la tarde, durante el ensayo, todos nos habíamos puesto de acuerdo con la conductora Hilda Rabilero sobre el tema que cada uno tocaría en la transmisión al aire. Me pareció interesante referirme al dramatismo de la sección de cosas extraviadas y encontradas de la COCO. Pero tuve que hacer un colosal esfuerzo para vencer mi timidez. Ensayé varias veces las palabras escogidas para hablar sobre ese mundo perdido todos los días entre los habitantes de la ciudad y la angustia-esperanza que se sentía en las personas que se comunicaban con la cabina de la COCO.

Un amigo poeta, que también trabajaba en la estación, me dijo que sintonizaría y grabaría en una radio grabadora el audio de Contacto para una vez finalizado el programa yo pudiera escuchar la entrevista. Y otro amigo tomaría una foto frente a la imagen de su televisor para que quedaran registrados los cinco minutos de gloria que otorga la pequeña pantalla. Por esos años, los videos domésticos eran bien escasos entre nosotros.

El casete de la grabadora del poeta no pudo recoger ninguna de las palabras preparadas tensamente para referirme en Contacto a las cosas extraviadas por los oyentes en La Habana. La entrevista había sido ubicada al final del programa y, justo en el instante de mi turno, el coordinador advirtió que no quedaba tiempo y había que cortar y pasar al musical de despedida. Y luego los créditos. Así que el episodio terminó de una manera muda, divertida y desestresante para mí.

En cambio, de aquella entrevista “fuera de serie” quedó esta fotografía, extraviada durante veinte años, en la que con un poco de esfuerzo podemos identificar, o imaginar, desde la izquierda, a Abelardo Rodríguez, Joaquín Cuartas, Hilda Rabilero, Josefa Bracero y a este servidor de Buena suerte viviendo.


La locutora Teresa Gómez, el técnico Diego Ubieta y el director Lázaro Sarmiento en un ensayo de Fuera de la Serie, COCO, en 1990. Falta en la imagen el locutor Félix Carbonell. La emisora estaba en esa fecha en la esquina de J y 15, en el Vedado, La Habana.

Arriba: una de las cabinas de Radio Enciclopedia.
ecoestadistica.com