miércoles, 24 de noviembre de 2010

LA POESIA DEL SEXO

Por: Lázaro Sarmiento

Pablo Picasso, en su octogésimo séptimo año de vida, realizó 347 grabados eróticos, entre el 16 de marzo y el 5 de octubre de 1968.

En su libro titulado La fuerza del carácter y la larga vida (una de esas obras que te sugieren un montón de temas y relámpagos aunque inicialmente desconfíes de ellas), el psicólogo James Hillman comenta el impulso creativo, ese resurgimiento erótico, del anciano Picasso:

“Estas obras maestras son representaciones concretas de genitales, de mirones, de voluptuosidades, de relaciones sexuales, y, sin embargo, se mantienen a distancia por medio de distorsiones y una serie de figuras intercesoras (representantes de un pasado artístico ataviados convenientemente, chulos, proxenetas de burdel, músicos) y por medio de espejos, máscaras, modelos. Ese despliegue evidente de pornografía se transforma gracias al contexto imaginativo en que se sitúa esa exhibición lúbrica; el cuerpo se transpone a la imaginación, la sexualidad se transforma en erotismo.”

“El equilibrio obtenido entre lo salaz y lo sardónico hace que estos grabados sean al tiempo frescos, ingenuos, grotescos, agridulces, conmovedores...y una broma para consigo mismo. Los genitales concretos se convierten en decorativos, fantásticos, ridículos.”

Según James Hillman, “puede que la imaginación erótica pueda hacer más por el vigor físico e intelectual en la vejez que todas las pesas y todas las piscinas del mundo.” Y afirma que la sexualización de la mente envejecida es parte de su sabiduría inusual.

Rezo todas las noches, y también en las mañanas, para que en la vejez no me falte esa sabiduría que nombra el doctor Hillman, la imaginación erótica que Yeats llamó la poesía del sexo.

El dibujo de arriba , Nymph and Satyr, pertenece a 1968, un año en el que Pablo Picasso realizó numerosos grabados eróticos.

El libro citado, La fuerza del carácter y la larga vida, de James Hillman, fue publicado por la Editorial Debate (Madrid, 2000). En el inicio, el autor coloca esta frase de T. S Eliot: Los viejos deberían ser exploradores.

Este dibujo de Picasso, Woman of Easy Virtue, es de 1903.

ecoestadistica.com