domingo, 18 de abril de 2010

MARLENE DIETRICH, DESDE LA HABANA.

Por: Lázaro Sarmiento


Algunos iconos del séptimo arte no solo están en las bóvedas de las cinematecas, o en las pantallas de televisión, o en las enciclopedias, o en la memoria del público. En ocasiones se mueven en espacios tan privados como los textos que las personas escriben en sus cartas.


En 1995 Correos de Cuba incluyó el rostro de la actriz Marlene Dietrich en una serie de sellos para celebrar el centenario del surgimiento del cine.

"Que por mucho tiempo iluminen el espacio con sus maravillosas
apariciones, demoras
y parlamentos, y que todo el dinero del mundo los cubra de manera
resplandeciente
mientras descansan después de un largo día bajo los reflectores
con sus máscaras
pero los cielos operan en el mundo de las estrellas. ¡Es un
precedente divino
que ustedes eternizan ¡ ¡Giren, cintas de celuloide, como gira
el universo ¡"


(Fragmento del poema A la industria cinematográfica en crisis, de Frank O’Hara, autor estadounidense.)

TEXTOS RELACIONADOS:
ANIMAL DE COSTUMBRES, A LOS PIES DEL GLAMOUR

ecoestadistica.com